Cómo limpiar suelos de cerámica | Untelsa
18488
post-template-default,single,single-post,postid-18488,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Cómo limpiar suelos de cerámica

empresas de limpieza en Alcobendas

Cómo limpiar suelos de cerámica

Como una de las empresas de limpieza en Alcobendas podemos ocuparnos, entre otras cosas, de limpiar suelos de cerámica. ¿Cómo hacerlo? ¿De qué depende el tipo de producto a utilizar? Lo vemos en las siguientes líneas.

Está claro que, dada su fácil instalación y lo sencillo que es mantenerlos, las de cerámica son una de las superficies más demandadas. Están disponibles en un extenso abanico de diseños, colores y texturas.

Los pisos de cerámica son resistentes, duraderos e impermeables. Por eso se pueden usar tanto en interiores o como exteriores.

Tipos de suelos de cerámica

  1. Azulejos

La cerámica tradicional. Tienen un acabado brillante y son muy fáciles de limpiar. En distintos formatos, es muy decorativa, duradera y fácil de colocar. Tanto en paredes como en pisos.

  1. Baldosas de gres

Fabricados especialmente para el recubrimiento de pavimentos en interiores y exteriores. De superficie esmaltada, a diferencia de los azulejos, presentan algo más de porosidad y textura.

  1. Porcelanatos

Pieza compacta formada al combinar materiales como el cuarzo o la arcilla. Es muy resistente y por lo tanto un material ideal para suelos de cocinas y baños.

Cómo limpiar suelos de cerámica

Lo primero que harán los operarios de Untelsa es barrer la superficie para eliminar el polvo con una escoba suave y una aspiradora. Hay que tener cuidado y no usar productos abrasivos que dañen la superficie de la cerámica.

Hay suelos de cerámica que van a requerir de una limpieza más profunda como por ejemplo los del baño, la cocina y el exterior. Date cuenta de que la cocina es el lugar de la casa donde más grasa se puede acumular. En parte porque, al cocinar al vapor, los líquidos que salen de las ollas se condensan y caen al suelo. Se puede usar por ejemplo bicarbonato de sodio, un poderoso desengrasante natural con grandes propiedades como blanqueador. El vapor de agua es otra excelente forma de eliminar la grasa incrustaba en el suelo cerámico de la cocina.

Por descontado, aparte de productos naturales, existen químicos especiales para limpiar suelos de cerámica sin dañar el diseño de las baldosas.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies